,

Inspeccionan los trabajos de desarmado y demolición del estadio (Chillán)

13/12/07 Leave a Comment

Una imponente grúa mueve una de las estructuras de cemento de la tribuna surponiente, mientras el sector de las piscinas ya es escombro tras ser demolido. Un grupo de trabajadores saca pacientemente el césped de la cancha tras dividirla en innumerables pastelones. Otros funcionarios terminan de desarmar el cierre perimetral y las galerías comienzan a ser desintaladas. Las torres de iluminación ya no lucen sus focos y las casetas de transmisión están desarmadas. Las butacas fueron desintaladas y los camarines y baños son parte de otro montón de escombros. Con este desolador y nostálgico panorama se encontraron ayer el gobernador provincial Ignacio Marín, el director de Chiledeportes Claudio Sumonte y el jefe de gabinete del municipio chillanejo, Andrés León, cuando inspeccionaron los trabajos de desarmado y demolición del Estadio Municipal “Nelson Oyarzún Arenas”. Las autoridades recorrieron lo que queda del recinto histórico y enfatizaron que se está trabajando de acuerdo a los plazos para que el terreno esté libre de escombro y acoga la construcción del nuevo estadio, a más tardar, el 10 de enero del 2008. CERRANDO UN CAPÍTULO. “Estamos cerrando un capítulo de la historia de Chillán y comenzando otro. Se le cambiará el rostro al Nelson Oyarzún. Esperamos que albergue no sólo el Mundial y el deporte chillanejo, sino que además a Ñublense que volverá a su casa”, apuntó Ignacio Marín, quien reconoció que los trabajos se realizan con los plazos “acotados”. De todos modos, confía en el trabajo del municipio y la inspección técnica del Ministerio de Obras Públicas, lo que sumado al trabajo de la futura empresa que se adjudique la construcción, dará paso a un estadio morderno de nivel mundial. “Esperamos tener listo en septiembre del próximo año este estadio e inaugurarlo con la Presidenta”. Agregó que “este es el costo del desarrollo” y que Chillán contará con un estadio moderno con capacidad para 12 mil espectadores, “ampliable a 15 ó 18 mil espectadores”. Claudio Sumonte confesó sentir nostalgia al recorrer el estadio porque “aquí se vivieron muchas alegrías y penas”. “Este es el costo del progreso. Significa que Chillán está progresando con un evento mundial y con una infraestructura a nivel mundial que potenciará el desarrollo deportivo”. El timonel de Chiledeportes Región del Bío Bío destacó que el Mundial Sub-20 constituye todo un desafío para la capital de Ñuble que deberá demostrar su capacidad organizativa para dejar en alto el nombre de Chile, tal como ocurrió con Concepción cuando fue sede del Preolímpico Sub-23. En tanto, el jefe de gabinete del municipio, Andrés León, recalcó que “ya están armando las mesas de trabajo para constituir las comisiones” que trabajarán para la cita planetaria. Reconoció que la capacidad hotelera de Chillán es deficiente, pero que buscarán las instancias para potenciarla. A partir del 10 de enero la maqueta de la empresa Judson y Olivos dejará de ser tan sólo un diseño, para transformarse en la primera piedra y finalmente, en el nuevo y moderno “Nelson Oyarzún”. Fuente: www.ladiscusion.cl

1 comentarios »

  • Ricardo said:  

    gonzalo ,he seguido tu blog del comienzo y te felicito.me gustaria poder comunicarme contigo soy estudiante de ingeneria en construccion de la ufro y tengo la pocibilidad de hacer el seguimiento de obra en el estadio ya fuy a hablar con el jefe de obra del estadio y me autorizo en la U = consegui los permisos y seguros, solo me falta hablar con el contratista.. de irme bien podria empezar pero para hacer bien mi seguimiento me faltaria infromacion del comienzo de las obras odna de la desratizacion hasta oi por q yo cro q entre lunes y martes comenzaria... seria muy importante tu ayuda para hacer un buen trabajo...

    mi correo es chicopeluson@hotmail.com para q me puedas dar una respuesta. te lo agradeceria