,

Senador y concejal piden investigar diferencia en costos del estadio (Chillán)

El senador Alejandro Navarro y el concejal chillanejo Cristián Quiroz solicitaron ayer al mediodía en la contraloría regional la fiscalización y el pronunciamiento de ésta sobre la regularidad, probidad y legalidad de los procesos de licitación y asignación directa de recursos a las obras del nuevo estadio municipal de Chillán. El tema de fondo para el legislador y el edil local son los más de 11 mil millones de pesos que costará la construcción del nuevo coliseo deportivo, en circunstancias que la estimación inicial de Chiledeportes y el MOP fijaba en sólo 5.700 millones el costo de la nueva obra que albergará en octubre de este año una de las sedes del Mundial Femenino Sub-20. RESPONSABILIDADES. “Aquí los responsables principales son Chiledeportes y el MOP. . ¿Cómo es posible que el cálculo haya sido tan erróneo que después se tenga que pagar el doble de lo evaluado?” señaló Navarro a LA DISCUSIÓN mientras intentaba ingresar al recinto donde aún no comienzan los trabajos y decenas de trabajadores esperan cada día a sus afueras la posibilidad de ser contratados por la empresa BCF, ejecutora de la obra. “Estamos en una situación irreversible con el tema de la localización. . había otras alternativas para construir un estadio al menos con estacionamiento. . en otro lugar también pudo haber significado incluso un polo de desarrollo para Chillán”, explicó Navarro, quien claramente obvia lo señalado en el apartado estadios de la comisión bicentenario, del cual se desprende que los dineros destinados al ítem son sólo para reestructuración de los estadios ya existentes en las ciudades. QUIROZ ATACA. El concejal Cristian Quiroz también solicitó estudios a la contraloría regional porque “el emplazamiento no se modificó. . nosotros no recibimos respuesta de la Comisión de Obras. Por otra parte el tema del monto final por construir es importante, ya que no puede ser que una consultoría externa estudie el caso y señale posteriormente que el trabajo no se puede hacer por menos de 9 mil millones y que Chiledeportes siga igual con la postura de gastar 5.700 millones. . al final se pagó el doble de lo estipulado y no está claro el tema”. Quiroz no se mostró muy convencido con que las obras se alcancen a terminar porque “hubo un mal manejo que demoró el asunto” y también dijo estar preocupado por la forma en que se llevó el proceso de licitación, donde bajo su óptica se debió haber actuado más claramente. “Además si no se licitó abiertamente por el tema del tiempo ¿por qué las obras todavía no han empezado?. . Es preocupante que los trabajos demoren y que las cosas no se hagan en los plazos establecidos con anterioridad” finalizó el concejal. PROBIDAD. La solicitud del senador Navarro y del concejal Quiroz hace hincapié sobre todo en el tema de la probidad, sustentándose en que no es transparente y claro el que las empresas hayan incluido el monto de las supuestas multas por retraso al presupuesto final por obra terminada entregado. Frente a ello, Navarro y Quiroz creen que procede una reformulación de las bases, pues “Faltarían los medios idóneos de diagnóstico, decisión y control para concretar, dentro del orden jurídico, una gestión eficiente y eficaz”. El documento entregado a la contraloría señala también que “no puede ser que una obra pública cueste el doble de lo presupuestado” y en ese punto apela a la integridad ética y profesional de la administración de los recursos públicos que se gestionan. Finalmente también se refiere a la investigación profunda que se debe hacer al proceder del MOP y Chiledeportes y, en caso de encontrar negligencia por parte de dichas entidades públicas, “indagar en sus responsabilidades administrativas.
. ordenar un sumario” Fuente: www.ladiscusion.cl

2 comentarios »

  • yorkeem said:  

    es una pena que todo el proceso de renovación de estadios se ensucie con mediocridad, mal ejecución y poca claridad, cosas tan tipicas de la clase politica y de otros estamentos de la sociedad chilena.

  • Claudio C said:  

    El problema es la ineficacia de las famosas empresas consultoras que ganan un buen turro, siempre pasa lo mismo, errores de cálculo o platas que se quedan en el camino beneficiando a algunos o a terceros. Es tanto, que se han tenido que modificar hasta los diseños para hacerlos mas acorde al nuevo presupuesto, abaratando los costos de los materiales. Una pena lo que sucede.

    Creo que el estado deberia de tener su propia empresa constructora, consultora, ejecutora, supervisora etc.. como era antes. La calidad de la construcción hasta el día de hoy es buenísima.